Los Bichos de Puertollano

Este blog está dedicado a las fotografías que en estos últimos años he ido haciendo. En particular, las de insectos y plantas en la comarca de Puertollano, incluido el valle de Alcudia, Sierra Madrona, Argamasilla de Calatrava,….. Aunque entradas hay pocas, páginas dedicadas a microfauna y flora hay muchas, y se actualizan continuamente. Utiliza el buscador, o navega por el menú taxonómico y comenta todo lo que quieras.

Espero que os guste.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

IV Testing Cabañeros (III)

La tarde de la segunda jornada nos volvemos a acercar a la zona de Testing (el Mancho del Portugués), pero esta vez nos dirigimos al límite oeste del mismo, bastante mas húmedo y con zonas permanentemente encharcadas. Nuestra intención era encontrar plantas e insectos más ligados al agua, y los había, pero lo más llamativo fue la inmensa cantidad de ácaros ixodidos que nos encontramos (vamos, garrapatas a montones), además de algún otro insecto chupasangre.

Una de las muchas garrapatas que nos tuvimos que quitar de la ropa.

Grupo esperando a subirse donde sea (con sangre caliente)

Otro hematófago, en este caso una mosca, la mosca del caballo, o mosca perrera; por si no teníamos bastante con las garrapatas.

Pero por suerte no solo fueron vampiros lo que vimos. También se vieron cosas interesantes de todos los grupos, sobre todo entre los himenópteros.

Pequeño crisidido durmiendo en una gramínea.

Abeja del género Lestica (Crabronidae) sobre una umbelífera.

Panurgus sp. (Andrenidae) sobre una compuesta.

Asílido de la subfamilia Stenopogoninae, con una presa en las mandíbulas.

Ornithogalum pyrenaicum. Una liliacea.

Cuando comenzó a bajar la luz, regresamos a Anchurones, donde nos esperaba la jornada nocturna, que siempre da mucho juego en Cabañeros. Suelen venir escarabajos grandes y siempre alguna sorpresa.

Zona de matorral en el Mancho del Portugués.

En esta ocasión la noche se dio bastante bien, aunque no hubo prácticamente especies que no hubiéramos fotografiado en el anterior testing (se realizaron ambos en la misma época). Las cuestiones más interesantes estuvieron entre los coleópteros (escarabajos).

Carabus melancholicus. Un hermosísimo carábido que no habíamos visto nunca en reclamos de luz.

Scarabaeus sacer. Al contrario que el anterior, este es muy común en los reclamos de luz.

Platycleis sp.. Ninfas muy comúnes en los reclamos de luz.

Aspecto del reclamo de luz. Uno delos mejores momentos de cualquier testing.

Hasta las salamanquesas se fueron a dormir, hartas ya de nosotros.

Terminado el nocturno, nos vamos bastante cansados a dormir. El día siguiente será de testing mañanero por los alrededores de Anchurones, y comida de despedida. Buenas noches….

Publicado en Bichos, Cabañeros, Testings | Deja un comentario

IV Testing PN Cabañeros (II)

El segundo día de testing salimos temprano hacia la zona que debíamos testear, el Mancho del Portugués. Como es natural, por el camino no paramos de hacer fotos; se ven ciervos, aunque lejos del camino, buitres, cuervos, y un hermoso lagarto ocelado (Timon lepidus) tomando el sol junto al camino.

Lagarto ocelado junto al camino.

Cuando llegamos nos encontramos con una zona de matorral espeso, con algunas zonas más humedas asociadas a arroyos estacionales, y donde abundan las jaras de distintas especies (Cistus sp.), los cantuesos (Lavandula sp.), y en las partes algo más húmedas espino albar (Crataegus monogyna). Todo esto rodeado de multitud de pequeñas plantas con flores, algunas (como Vincetoxicum hirundinaria) que no había fotografiado nunca.

Cytinus hypocistis, Una planta sin hojas que parasita las jaras y crece debajo de ellas.

Erica umbellata. Un brezo de suelos arenosos.

Vincetoxicum hirundinaria. Planta muy rica en alcaloides, toxica, y usada en medicinas tradicionales.

Campanula rapunculus. Una campanilla bastante común en la provincia.

Filipendula vulgaris. Una rosacea propia de zonas con cierta humedad.

En cuanto a los invertebrados, en casi todos los grupos hubo alguna novedad, ya sea especies que no habíamos visto nunca, aunque no sean raras, como especies difíciles de ver o identificar, y que, según pensábamos, no estaban citadas en el parque; todo esto, además de la microfauna habitual en este tipo de paisaje y época.

Comezando con los dípteros (las moscas), abundantes asílidos (moscas cazadoras) del género Dysmachus, bombílidos, también abundantes en esta época del año, alguno de ellos que no habío visto nunca, taquínidos, también con alguna sorpresa, y alguna especie común entre las flores como el califórido Rhyncomyia.

Dysmachus hiulcus. Mosca cazadora, bastante abundante en este paraje, pero de una especie que no habíamos fotografiado.

Lomatia sp. Bombílido bastante común, y bonito.

Amictus sp. Otro bombílido, pero esto no lo había visto nunca, y no pude acercarme lo bastante como para poder identificar la especie..

Graphogaster sp. Pequeño taquínido cuya fotografía es la primera imagen del género en la región.

Rhyncomyia columbina. Un califórido común en las flores en esta época del año.

Otro grupo que siempre es espectacular en esta época del año son los lepidópteros (mariposas). Aunque no fotografiamos ninguna especie que se saliera de lo común, sí hubo una que yo no había fotografiado nunca, Zygaena lavandulae, aunque no es rara, y un compañero (Paco) fotografió Zygaena nevadensis, nada común por aquí; de hecho, en la plataforma Biodiversidad Virtual, es la primera imagen en la región.

Psilogaster loti, un lasiocampido que se alimenta pricipalmente de jaras.

Coscinia cribraria, un erébido bastante polífago entre las plantas propias del matorral mediterráneo. Aquí sobre un torvisco (Daphne gnidium).

Aporia crataegi, espectacular piérido cuya larva depende generalmente de espinos del género Crataegus y similares.

Zygaena lavandulae.

Entre los coleópteros (escarabajos) eran abundantes los grandes cetónidos de los géneros Cetonia y Protaetia, además de los más comunes Tropinota, además de los típicos meloidos y cleridos de las flores.

Protaetia oblonga, alimentándose en una jara.

Cetonia carthami, en la misma actitud que el anterior.

Mylabris maculosopunctata, en un posadero muy habitual para este género, los gamones en flor.

Trichodes flavocinctus, muy común en las flores en esta época del año.

Entre el resto de grupos, en esta jornada nada que no esperásemos y solo destacar en esta mañana un grupo de ninfas de Codophila varia en un estadío que no había visto nunca.

Codophila varia. Aglomeración de ninfas.

El grupo fotografiando en un borde del Mancho del Portugués, precisamente las ninfas de Codophila varia.

Por fín, volvemos a Anchurones para comer, que queda toda la tarde, en la que volveremos al Mancho del Portugés, pero en una zona algo más baja y húmeda. La tarde (llena de chupasangres) y la noche, que fue espectacular, para la siguiente entrada.

Publicado en Cabañeros, Testings, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

IV Testing PN Cabañeros (I)

El cuarto Testing en el Parque Nacional de Cabañeros ha vuelto a ser, en mi opinión, un éxito en todos los ámbitos que podemos evaluar de un evento como este. Primero, la participación; desde mi punto de vista, que doce personas pasen dos noches en una actividad de este tipo es un éxito importante, sin contar con que algunas de ellas venían desde Madrid o desde Cáceres. En segundo lugar, el número de fotografías subidas, nada menos que 1245 fotos subidas a Biodiversidad Virtual a día de hoy. En tercer lugar, el número de especies identificadas en las jornadas del testing, unas 236, en su gran mayoría insectos, número este que permite tener identificados en el histórico de Testings de biodiversidad de este parque un número totoal de casi 500 invertebrados, todo contando con que únicamente hemos realizado esta actividad en los meses de noviembre y mayo; y por último, un éxito también en cuanto a los gestores del Parque Nacional, que han mostrado mucho interés en los resultados de la actividad, planteándonos cuáles son las zonas de muestreo que les interesan y proporcionándonos todas las facilidades (alojamiento en el interior del Parque, información detallada a la Guardería, etc.) para que el Testing se realice en condiciones óptimas.

Zonas de Testing en el Parque Nacional de Cabañeros

En esta ocasión, el Parque Nacional nos indicó que desarrolláramos el Testing en una zona especialmente interesante, conocida como “Mancho del Portugués”. Este espacio es el remanente de la raña original, una de las pocas zonas que se salvaron de la deforestación que a mediados del siglo pasado sufrió esta zona, con la intención de dedicarla al cultivo del cereal y que le ha dado el aspecto que tiene ahora, una gran pradera con herbáceas, y árboles dispersos.

Como siempre, llegamos por la tarde y quedamos en el único bar que hay en Pueblonuevo del Bullaque desde donde nos dirigimos a Anchurones, donde nos acomodamos en las instalaciones que el Parque tiene habilitadas para los voluntarios. Montamos el reclamo de luz y pronto comienzan a aparecer cosas interesantes; comienza el Testing.

Mosca cazadora del género Coenosia (Muscidae), del grupo de especies asociado con C. testacea, posiblemente Coenosia nigridigita. Nueva para nosotros.

Pechipogo plumigeralis (Erebidae) también nuevo en nuestro catálogo de Cabañeros.

Phaonia trimaculata (Muscidae). Un múscido bastante común, pero que aún no habíamos fotografiado en Cabañeros.

Parahypopta caestrum (Cossidae), una pequeña polilla, aunque en esta familia hay especies realmente grandes, cuya larva se alimenta de espárragos.

Goniagnathus brevis (Cicadellidae), una cigarrilla, también citada por primera vez.

Como hacemos siempre en este testing, cenamos mientras está puesto el reclamo de luz, y salimos de vez en cuando a ver lo que ha entrado. En este caso nos vamos temprano a dormir, que el día siguiente sería largo…

 

Publicado en Cabañeros, Testings | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

IX Testing Tablas de Daimiel

Comenzamos aquí el repaso por los testings realizados durante el año 2019 en la península, y el primero, recién llegados de Marruecos, fue el correspondiente al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel; el noveno ya (parece que fue ayer…)

Cartel del IX Testing PN Tablas de Daimiel.

Hacía bastante tiempo que no realizábamos un testing aquí en fecha tan temprana, pero teníamos la intención de pillar en flor algunas de las orquídeas que supuéstamente abundaban en las zonas de matorral en la parte norte del parque, y la verdad es que no estuvo mal.

Localizaciones del testing.

Como en todas las ediciones anteriores, el testing se organizó en dos jornadas, sábado por la mañana y por la tarde, y domingo por la mañana.

La primera parte se desarrolló en una zona a la que no volvíamos desde las primeras ediciones de este testing, el margen sur de la zona inundada, por el camino que limita el parque en paralelo al camino de Molemocho a Puente Navarro, hasta un poco más alla de la entrada a la presa de Morenillo, antes de llegar a Cerro Longo. El trayecto no llega a los dos km, y le dedicamos toda la mañana.

Es una zona límite entre los árboles que rodean la zona inundada (álamos, olmos, etc) y zonas de siembra, por lo que gran parte de lo que vimos está ligado a plantas propias de bordes de caminos y pastos (crucíferas, cardos, lechetreznas, etc, etc). Muchos insectos libando sobre las euforbias, entre la hierba alta, y algunos habitantes de los caminos.

Entre los dípteros se fotografiaron especies típicas de estos medios y esta época, como Myathropa florea, Eupeodes sp., Parhelophilus sp., Sphaerophoria scripta (Syrphidae), Calliphora vicina y Pollenia sp. (Calliphoridae), Tachina magnicornis (Tachinidae), Muscina sp. (Muscidae), Sepsis sp. (Sepsidae), Platypalpus sp. (Hybotidae), Bibio hortulanus y Dilophus sp. (Bibionidae), además de algunas especies sin identificar pertenecientes a las familias Anthomyiidae y Tephritidae.

Eupeodes sp.

Myathropa florea

Sphaerophoria scripta

Pollenia sp.

Calliphora vicina

Muscina sp.

Bibio hortulanus

Tachina magnicornis

Sepsis sp.

En cuanto a otros grupos, entre los coleópteros se fotografiaron escarabajos típicos de las flores, como Agapanthia cardui (Cerambycidae), Heliotaurus ruficollis (Tenebrionidae) y Psilothrix viridocaerulea (Dasytidae), bupréstidos típicos de cardos, como Meliboeus amethystinus y de las malvas, como Trachys troglodytiformis, y algún crisomélido propio de las encinas, como Lachnaia sp.; abejas de la familia Halictidae, que construian infinidad de nidos en el suelo del camino y la omnipresente en los testing de las tablas, Apteromantis aptera.

Meliboeoides amethystinus

Psilothrix viridocaerulea

Lachnaia sp.

Halictidae

Apteromantis aptera

Y como en todos los testing, siempre hay insectos que no he fotografiado nunca, y en esta primera parte hubo unos cuantos, por ejemplo, el chinche cazador de la familia Reduvidae Peirates, muy común por el camino, pero al que era la primera vez que veía “en directo”, la avispa papelera Polistes nimpha, la polilla de la familia Crambidae Loxostege sticticalis, que ya había fotografiado, pero en Castellón, y una avispa de la familia Cephidae, extraordinariamente abundante, y que está aun sin identificar.

Peirates sp.

Polistes nympha

Loxostege sticticalis

Cephidae

Después de todo esto, nos fuimos a comer. Hacía bastantes testings que comíamos en Villarrubia, pero este año decidimos volver al sitio en el que comíamos en los primeros testings, al bar de la Mari, en Puente Navarro, un lugar muy singular que vale la pena visitar, y en el que comimos estupendamente (cangrejos, caracoles, setas, huevos fritos….)

Crustáceos, moluscos,… Siempre de testing.

Después de reposar adecuadamente, continuamos con el testing, esta vez en la zona que rodea al lugar en el que íbamos a desarrollar el nocturno, una antigua casa de pescadores junto a la zona inundada conocida como la “casa de los motores”, y en la que hay instalada una estación de anillamiento de aves. Es una zona muy cercana al camino que visitamos por la mañana.

En cuanto a vegetación, es muy parecida a la visitada por la mañana, pero con más arbolado, y bastantes frutales (membrillos, almendros, etc). Fue un testing corto, ya que comezamos a montar el reclamo de luz del nocturno temprano, pero en el que se fotografiaron bastantes aves en la zona, además de los insectos típicos. Aguilucho lagunero, carraca, alcaudón común, triguero y cogujada común se pusieron “a tiro”.

Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus)

Triguero (Emberiza calandra)

Alcaudón común (Lanius senator)

Cogujada común (Galerida cristata)

Carraca (Coracias garrulus)

En cuanto a los insectos, entre los dipteros, individuos pertenecientes a las familias Therevidae, Agromyzidae y Chironomidae, todos por identificar, además de Dilophus sp. (Bibionidae) y Platypalpus sp. (Hybotidae); entre los coleópteros, individuos pertenecientes a las familias Cetonidae, Curculionidae (posiblemente Sitona), Tenebrionidae y Malachiidae (Clanoptylus sp.); entre los hemípteros, el muy común por aquí Enoplops scapha (Coreidae), y entre el resto de órdenes, varios caballitos del diablo del género Ischnura, avispillas parásitas, hormigas del género Lasius, y alguna que otra Pisaura mirabilis, una de las arañas relativamente grandes más comunes por aquí.

Dilophus sp.

Platypalpus sp.

Enoplops scapha

Pisaura mirabilis

Se va haciendo tarde y procedemos a montar el reclamo de luz para el testing nocturno. La casa de los motores es una antigua casa de pescadores que actualmente se usa como base para el anillamiento de aves. Está situada al borde del agua y con frutales cerca, lo que parecía indicar que podían entrar especies que no hubieran entrado en otros testings, en los que los reclamos de luz estaban en el merendero del parque, o en una zona de matorral mediterráneo, en la isla de Algeciras.

Preparación del reclamo de luz.

Casa de los motores.

Interior de la casa.

Reclamo a pleno rendimiento.

Y, como siempre, el nocturno trae muchas sorpresas. Es la situación en la que más especies que no hemos fotografiado antes aparecen. Enumero unicamente los que eran nuevos para mí, o que no se habían fotografiado en ningún testing de las Tablas: Trypoxylon sp. (Crabronidae: Hymenoptera), Evergestis frumentalis (Crambidae: Lepidoptera), Eupithecia centaureata, E. venosata, E. oxicedrata y Gymnoscelis rufifasciata (Geometridae: Lepidoptera), Hadena silenes y Hecatera dysodea (Noctuidae: Lepidoptera), Myelois circunvoluta (Pyralidae: Lepidoptera).

Trypoxylon sp.

Eupithecia venosata

Hadena silenes

Hecatera dysodea

Cenamos un bocadillo y una cerveza junto al reclamo de luz, y nos vamos a dormir pronto, que el día ha sido largo y a la mañana siguiente hay que cumplir.

Al día siguiente quedamos con los participantes en Puente Navarro, para dirigirnos con los coches a la zona de Testing, que en este caso está en las manchas de matorral mediterráneo que quedan en la orilla norte, en fincas que recientemente ha adquirido el parque y que se conocen comunmente como “matares”. Queremos ver si hay orquídeas que no hayamos fotografiado aún en los testings. Y efectivamente las había.

Aunque algunas estaban todavía muy tempranas, fotografiamos tres especies que no habíamos detectado en anteriores testings; Himantoglossum hircinum, u orquídea hedionda, de la que encontramos varios ejemplares a los que les quedaba un poco para la floración, Orchis italica, abundante en esta zona, aunque curiosamente en Flora Iberica no aparece citada en Ciudad Real, y por último, Ophrys scolopax, también abundante.

Himantoglossum hircinum

Orchis italica.

Orchis italica. Detalle de los labelos antropomorfos.

Ophrys scolopax

Además de estas orquídeas fotografiamos alguna planta que tampoco estaba entre las citas del parque en los testings, como Astragalus clusianus (Leguminosae).

Astragalus clusianus

Astragalus clusianus

Entre los insectos hube esta vez menos sorpresas, fotografiando insectos típicos de esta época, como las mariposas Zerynthia rumina (Papilionidae) y Pontia daplidice (Pieridae), las moscas Eristalis similis (Syrphidae) y Dysmachus trigonus (Asilidae), la consabida Apteromantis aptera y el saltamontes Pyrgomorpha conica, también muy común, o el escarabajo Trichodes octopunctatus (Cleridae)

Trichodes octopunctatus

Terminamos la mañana comiendo en Villarrubia de los Ojos, y rematamos el testing con la visita a un hormiguero de Formica, muy raros por aquí, guiados por, posiblemente, la persona que mejor conoce las tablas y sus alrededores (alrededores amplios), Concepción Sepúlveda, “Conce”.

Formica sp.

Detalle del nido.

En términos generales, no ha sido el testing en el que más especies se han contabilizado, ni en el que más cosas nuevas hemos visto, pero como siempre ha sido una experiencia estupenda rodeado de gente que comparte conmigo la curiosidad por la naturaleza y la preocupación por lo que en ella ocurre. Muchas gracias a todos los participantes, y en especial a Alejandro Del Moral, sin quíen nada de esto sería posible.

 

Publicado en Bichos, Plantas, Tablas de Daimiel, Testings, viajes | Deja un comentario

II Testing de Biodiversidad en Marruecos. Día V (y último)

El último día de Testing en Marruecos los dedicamos a la reserva natural Jebel Bouachem, un magnífico paraje a muy pocos km de Cefchaouen, lo que nos permitiría regresar a comer y dedicar la tarde a preparar el viaje de vuelta, algunas compras, y paseos tranquilos por la ciudad.

Ruta hasta llegar a los dos lugares donde testeamos el último día.

Paramos primero en una zona de monte mediterráneo bastante espeso, con el tipo de flora y fauna que es de esperar en estos montes: Quercus, Cistus, Erica y las aromáticas que suelen acompañarles. En este caso la quercínea más abundante era el alcornoque, abundaban tres especies de de jara sobre las demás: Cistus salviifolius, C. populifolius y C. monspeliensis. También se podían ver jaras blancas (C. albidus), pringosas (C. ladanifer) y C. crispus. Entre los arbustos, destacar la abundancia de durillos (Viburnum tinus) y de madreselvas (Lonicera implexa); entre las aromáticas quizá la mas abundante sea el cantueso (Lavandula pedunculata).

Durillo (Viburnum tinus), muy abundante en la primera parada.

Erica sp.

Erica sp. Dos muestras de la abundancia de brezos que había en esta zona.

Lonicera implexa. Madreselva.

Cytinus hypocistis. Una planta sin hojas parásita de las jaras, y que crece junto a la base de las mismas.

Paisaje del lugar de la primera parada.

La segunda parada la realizamos en una zona muho más abierta, con un suelo que debe de haber sido cultivado hace relativamente poco tiempo, y cubierto completamente por jaras de la especie C. crispus, y por varias especies de labiadas y algunas leguminosas de pequeño porte, incluidas muchas Erophaca baetica. El prado era atravasado por un pequeño arroyo por el que circulaba agua (algo que aquí en españa es cada vez más raro); en los alrededores de este arroyo abundaban los helechos y algunas jaras de mayor porte que la anterior. Aquí ya se veían volar insectos libando entre las flores, cosa que no habíamos visto en la parada anterior; conseguimos fotografiar varias especies de sírfidos, mariposas, escarabajos, y dos especies de pamphágidos (langostones sin alas o con alas muy cortas, con el cuerpo rechoncho y el lóbulo basal del fémur maás largo que el dorsal), muy abundantes en la manta de Cistus crispus.

Ajete o Lágrimas de la Virgen (Alium triquetrum), una sorpresa que nos esperaba en el arroyo.

Tropinota sp. Un cetónido, muestra de lo que volaba por esta segunda zona.

Uno de los mýultiples helechos que cubrían el suelo en los alrededores del arroyo.

Precioso bupréstido encontrado entre las hojas de Cistus crispus.

Sírfido, posiblemente Eupeodes, libando en las abundantes jaras.

La muy común por aquí Lycaena phlaeas también abundaba en esta zona.

Pamphágido muy abundante en la zona de Cistus cripus y labiadas.

Después de esto, nos despedimos del campo en Marruecos, nos vamos a comer, y a hacer un poco el turista, que tampoco pasa nada.

Expedición después de la mañana de testing, haciendo “el turista”.

Depués a comer, a uno de los restaurantes más finos de la plaza de la Kasbah, el Chez Hicham, donde comimos otra vez estupendamente, destacando esta vez mucho los postres, y donde, como no puede ser de otra forma, nos sentamos al lado de una persona de Puertollano.

Cuscús de verduras, bastante bueno.

Yogur con miel y frutos secos; increible lo bueno que puede estar un simple yogur.

Después de la comida, relax, paseos por la plaza, últimas compras, té, … en resumen, más turisteo del bueno hasta la hora de cenar.

Té en la plaza de la kasbah.

Plaza de la Kasbah.

Antes de cenar en una tranquila plaza junto a la casa de la cultura de Chefchaouen.

La cena la volvemos a hacer en el Ali Baba, para despedirnos de la ciudad. Esta vez más suave, ensalada marroquí y el crepe de chocolate, que estaba buenísimo.

Última cena en el Ali Baba.

Y después, a acostarse que el día siguiente iba a ser duro. Muchas horas de viaje.

Llegada al puerto de Algeciras.

Otra odisea en la aduana, que casi nos hace perder el ferri, el mar un poco alborotado, comida en una pollería de Algeciras, lluvia torrencial en España, y ya por fín, muy de noche, llegada a Daimiel, y despedida.

Una experiencia estupenda; para mí, inolvidable. Tendré que repetir….

El autor afotando. (Foto de Alex)

 

Publicado en Testings, viajes | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

II Testing de biodiversidad en Marruecos. Día IV.

El cuarto día de testing tenemos la intención de cruzar el Parque Nacional de Talassemtane, llegar a la ciudad costera de Oued Lau, e intentar hacer fotos tanto en la playa como en la desembocadura del río.

Lugares de fotografía el cuarto día de testing.

Aunque el tiempo se presenta lluvioso no podemos desaprovechar. Cargamos la furgoneta en la plaza Bab Souk, todo lo rápido que podemos por que hoy hay mercado y podríamos tener problemas para salir.

Cargando la furgo mientras se van colocando los puestos del mercado.

Durante el viaje paramos a hacernos una foto de grupo junto al cartel que señaliza la entrada en el Parque Nacional Talasemtane, y que está situado junto a un espectacular cañón del río Laou, en el que desemboca otro río en forma de cascada, y conocida camo cascada sur.

El grupo al completo

Cascada sur del río Laou

Furgo junto al cartel del parque.

Cuando llegamos a Oued Laou está lloviendo, lo que no impide que demos un paseo por la playa. Solo hay algunos pescadores trabajando, y fotografiamos parte de lo que ellos desechan, y lo que arrastra el mar a la arena.

La verdad es que, aunque hay mucho que afotar, en la playa hay muchos desperdicios de todo tipo, unos arrastrados por la tormenta y otros muchos dejados por las personas. Con todo, la playa está preciosa en medio de la tormenta.

Vista de la playa durante la tormenta.

Pescadores en la playa de Oued Laou.

Cangrejo ermitaño desechado por los pescadores.

Esqueleto de ofiura arrastrado a la playa

Detalle del coral

Hermoso coral arrastrado por la tormenta.

Dejamos la playa, y nos vamos a comer.

En la playa fotografiamos gran cantidad de conchas de moluscos, varios corales, crustáceos (pulgas de mar y cangrejos ermitaños), equinodermos (ofiuras y estrellas de mar) y varios tipos de algas. Curiosamente observamos gran cantidad de mariquitas (Coccinella septempunctata) sobre las algas arrastradas a la orilla, y un galápago leproso que había acabado en el mar arrastrado por uno de los arroyos que desemboca en la playa.

Después de un largo paseo, nos vamos a comer tallín de pescado en un restaurante de la playa. Como siempre en este pais, comemos bastante bien, y por un precio muy ajustado.

Dulces para el té.

Después de comer salimos para intentar fotografiar en la ribera del río cerca de la desembocadura; una zona en la que el río se ensancha cerca de la carretera. La vegetación es la típica de ribera junto con algunas oportunistas que aparecen en zonas que periódicamente se inundan. Fotografiamos insectos y plantas conocidos, leguminosas, umbeliferas, cardos, etc, y una abundante población de plantas de ricino (Ricinus comunis) una euforbiacea muy venenosa, cuyas semillas molidas y cocidas (para eliminar la ricina, uno de los venenos mas potentes de origen natural) se han usado de toda la vida como purgante natural (el aceite de ricino). También es de destacar la presencia de conchas de bivalvos, probablemente de la familia Unionidae, cada vez más raros en la península; por lo que se ve son muy sensibles a la limpieza del agua.

Veonica, posiblemente de la especie V. anagallis-aquatica, muy común en riberas de ríos.

Bivalvo de agua dulce. Posiblemente de la familia Unionidae. En la península cada vez maás raros.

Frutos de la planrta del ricino (Ricinus communis).

Cardo mariano, como los de la península.

Utethesia pulchella, un erébido también común en la península.

Avispilla parásita, probablemente de la familia Chalcididae.

Cuando comienza a bajar el sol, salimos del río y nos dirigimos a la desembocadura a ver que podíamos fortografiar. Nada mas entrar en el camino que conduce a este lugar, nos detiene una persona y nos indica que tenemos solo media hora de permiso, con una actitud muy poco amistosa, así que nos damos prisa, no hay tiempo para bichos. Solo algunas aves, algunas plantas, y sobre todo, impresionantes paisajes. El lugar merecía mucho la pena.

Arco iris. Dos armónicos.

Atardecer en la desembocadura del río Laou.

Charadrius dubius

Compuesta, posiblemente Astericus aquaticus, común en estos arenales.

Pescadores en los arenales de la desembocadura del río Laou.

Transporte de mercancías.

Atardecer en la desembocadura del río Laou.

Ya se pone el sol y estamos bastante cansados. Por suerte, al que le toca conducir es joven y aguanta; yo voy frito todo el camino de vuelta a Chefchaouen.

Mañana último día de salida al campo; visitaremos por la mañana la reserva natural Jebel Bouhachem, muy cercana a Chefchaouen, y por la tarde remataremos algunas compras para preparar la vuelta a casa…

Publicado en Testings, viajes | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

II Testing de biodiversidad en Marruecos. Dia 3

Por fín nos vamos al campo. Aunque las salidas previas por los alrededores de Chefchaouen habían sido muy fructíferas, ya teníamos ganas de campear un rato y ver que nos encontrabamos.

Lugares de testéo en el parque nacional de Talassemtane.

El testing lo planeamos, al menos en principio, en dos etapas. Una primera parada en una zona del parque a baja altitud, y una segunda parada a mayor altitud, ya cerca de los bosques de pinsapos. Tras pasar el pueblo de Bab Taza, buscamos una zona adecuada donde parar la furgo y comenzar a fotografiar; encontramos una zona abierta cubierta de cistaceas variadas (Cistus crispus, C. monspeliensis, y algunas otras), lavandas, etc., que nos parece prometedora, y allí hacemos la primera parada, de al menos una hora.

Rápidamente nos damos cuenta de que, aunque todo se parece mucho a lo que hay en el matorral mediterráneo de por aquí, en cuanto miramos un poco mas despacio aparecen cosas diferentes, o que al menos, no son tan comunes en la península.

Scilla sp., una pequeña liliacea muy abundante en la primera zona de testing.

Un cetónido por identificar, que vimos varias veces a lo largo del testing.

Orquidiea que se parece bastante a una Neotinea maculata.

Meloe por identificar. Un pariente cercano de las aceiteras que hay por aquí (Berberomeloe majalis) y que también eran abundantes en este lugar

Cicindela que parece Cicindela maroccana.

Después de esta parada subimos de nuevo a la furgoneta, y nos desplazamos a una zona más alta, justo por debajo de la línea del bosque de pinsapos, dispersándonos para fotografiar el mayor número de especies posible. Algunos suben a la zona de pinsapos por si pudieran ver la población de macaco de Berberia que queda por aquí, y otros nos quedamos en la zona de quercineas bajo el límite del bosque de abetos.

Aquí la variedad de plantas es muy parecida a la que podemos encontrar en bosques de similares características en la península: robles, encinas, agracejos (Phyllirea latifolia), un gran número de peonías, y demás pequeñas plantas ligadas a este tipo de monte, y entre las que sí se puede encontrar alguna diferencia clara, con especies que son raras o no están presentes en la península. Tmabién entre los insectos se nota la diferencia; otra vez cetónidos  y rutélidos por identificar, y ortópteros peculiares, también presentes en la península, pero mucho mas difíciles de ver, ocupando, a primera vista, el lugar que en los bosques peninsulares ocupan los Nemobius.

Lo que parece ser un rutélido, aún sin identificar, con unas preciosas escamas azul turquesa.

Afotando peonías.

Furgoneta cerca del lugar donde comimos, ya de vuelta a Chefchaouen

Grillo “con gorra”. Posiblemente del género Sciobia o similar.

Después de testear por esta zona, comemos algunas cosas que habíamos llevado. En este caso no hay fotos de la comida, por que nunca en mi vida había probado fiambre mas mala. Compramos una especie de “mortadela” para hacernos bocadillos, y su textura era semejante a morder un tapón de caucho. Realmente incomible. Por suerte también compramos un queso artesano que salvó la comida, junto al excelente pan que hacen por aquí.

Ya en el camino de vuelta a Chefchaouen, aprovechamos que todavía queda luz, y paramos junto al río (Oued Majjo), subiendo una ladera cubierta de aromáticas y leguminosas parecida a un cortafuegos. En ella, otra vez, encontramos especies parecidas a las que podríamos encontrar por aquí, pero como siempre, con algunas diferencias notables.

Lo que parece Lytta vesicatoria sobre una lavandula. Es la conocida como “Mosca española”

Pyrgomorpha. En Marruecos existen, al parecer, seis especies de este género, representado en la Península unicamente por Pyyrgomorpha conica.

Otro grillo “con gorra”. Muy abundants en todas partes.

Empusa pennata. Una constante en todos nuestros testings, y que no podía faltar a este.

Esta vez llegamos a Chefchaouen bastante cansados. Una cena con algún zumo que otro y mucho té, y a la cama, que mañana toca el mar…

Publicado en Testings, viajes | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

II Testing de biodiversidad en Marruecos. Día 2.

Primera mañana en Chefchaouen, y ahora se aprecia bien el color y lo peculiar de esta medina. Nos cuenta alguien de por aquí que estos colores azules que tanto gustan a todos, y que realmente se han convertido en uno de los reclamos turísticos de esta ciudad, no son los que la ciudad tenía en tiempos. Parece ser que se pintaba de este azul las partes a las que se llegaba desde las ventanas, y que tenía algo que ver con evitar la entrada de moscas y otros insectos a las casas.

Ventana típica, pintada de azul “hasta donde alcanza el brazo”

Calle típica de la actual medina.

Realmente, lo que sí se aprecia es la estructura, muy muy parecida al barrio del Albaicín de Granada y a otros pueblos andaluces, ya que fue construida en su mayor parte por musulmanes y judíos huidos de Granada y alrededores tras la “reconquista”.

Pero bueno, aquí habíamos venido a afotar bichos y plantas, así que a eso vamos. Este primer día completo lo dedicamos a dar una vuelta por los alrededores de la ciudad, fotografiando la naturaleza mas inmediata. Por la mañana nos desplazamos al manantial de Ras el Maa, de donde nace un arroyo que forma bonitas cascadas rodeando la medina, y que en tiempos, sustentaba varrios lavaderos, cuyas estructuras todavía están en pie, pero que en su gran mayoría ahora son cafés que te ofrecen un zumo, un te o un café con la mesa metida en el río. Muy bonito, pero un autentico destrozo para el río y los usos tradicionales que, por suerte o por descracia, no se compatibilizan bien con un río completamente (por dentro y por fuera) lleno de turistas.

Manantial de Ras el Maa.

Durante el trayecto fotografiamos muchos insectos, plantas y moluscos, algunos conocidos, y algunas sorpresas agradables como esta pequeña y preciosa avispa, todavía sin identificar, que patrullaba sobre la hoja de una valeriana.